h1

14:16 PM

mayo 16, 2007

“Ojalá pudiera conocer a alguien. La posibilidad de que eso ocurra es limitada… viendo que soy incapaz de mirar a los ojos a una mujer desconocida.”

– Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004)

Sólo somos yo, mi mochila, un cigarro, y una bebida. El ánimo ha estado mejor que otros días. Y lo raro es que no sé por qué. Aunque si hay algo de lo que sí estoy seguro, es que mas temprano que tarde llegará algún otro de esos momentos en que no quieres saber de nada y tienes ganas de mandar todo a la mierda. Espero que no llegue a pasarme eso, al menos por estos días.

He estado pensando, y, creo que quiero algún cambio grande en mi vida. Uno de esos buenos cambios. Hace ya mucho tiempo que no tengo uno de esos. El problema es que no sé si yo debería buscar ese cambio, o simplemente debería esperar a que llegue. Hay veces en que uno tiene que arriesgarse para conseguir lo que quiere, dicen algunos. Tal vez por esa misma razón no lo he querido buscar. Por miedo a arriesgarme. Pero.. ¿Arriesgarme a qué?.

Eran las 14:16 PM, y a unos pocos metros de distancia estabas tú. Era uno de esos momentos en que me sentía inspirado. ¿A qué cosa?, se preguntarán. Inspirado al cambio, obviamente. Me sentí inspirado a buscar ese cambio en mi vida que tanta falta me está haciendo. Creo que en ese momento me vino ese “algo” que hizo que me diera cuenta que ya no tengo por qué esperar más. Ya he esperado mucho tiempo, me dije. Ese era el momento en el que debía comenzar a hacer algo por lograr el anhelado cambio.

14:35 PM, y ya te habías ido. Confieso que en ese momento algo de inspiración perdí, pero bastaron solo 5 minutos para que, no solamente volvieras, si no que la distancia que nos separaba anteriormente fuera mucho mas corta. ¿Ves?, me pregunté; no todas las cosas permanecen quietas en el mismo lugar. Todo se va moviendo, todo va cambiando. Hay que estar atento a eso, hay que aprovechar esas pequeñas oportunidades que te da la vida, hasta lo mas mínimo puede ser ese “gancho” que te ayude a conseguir el cambio que andas buscando.

Me sentí agradecido. Agradecido porque me hayas mirado, por que me hayas inspirado, por el rato agradable. En ese lugar me sentí en paz, me sentí en calma. Simplemente me gustan estos días. Son los típicos días en que hay buenas vibras, hay optimismo, hay ganas por querer lograr cosas.

Ojalá a contar de hoy todos mis días fueran así. Creo yo que es el camino perfecto para encontrar tarde o temprano ese cambio el cual me he propuesto a buscar hoy. Lastima que siempre, querámoslo o no, llega también ese “algo” que te arruina todo, te elimina prácticamente por completo esa esperanza que tienes en un principio. Esto quizás no suene de lo más optimista, pero, yo desde ya estoy esperando que llegue ese mal rato. Sé que llegará. Podría llegar hoy, o quizas mañana. Pero me da igual. Porque siempre sé que hay un lugar, y siempre sé que hay una hora en el que puede que todo lo malo se retire, y todo puede volver ser bueno y positivo. Y precisamente hoy, fué a las 14:16 PM.

Anuncios
h1

Pensamientos al azar.

mayo 15, 2007

Que rabia. No tengo otra palabra para expresar todo lo que siento. No, ni siquiera pena, ni tristeza, ni depresión, ni decepción, nada de eso. Solamente rabia, y mucha.

No entiendo las cosas, no entiendo las situaciones, aquellos raros comportamientos de hacer que nada paso. Botar a la basura mucho tiempo, actitudes molestas, etc. Todo pasa tan rápido, no alcanzo a darme cuenta ni siquiera por qué partió todo esto. ¿Qué fué lo que origino el cáos?, ¿Qué fue lo que inicio, involuntariamente, todo este “mal” proceso?, ¿Serías capaz de responderme eso?. Lo dudo.

No entiendo, simplemente no entiendo. Y me va a resultar muy complicado entenderlo alguna vez, pero no es imposible. NADA es imposible. ¿Cuál es la gracia de seguir arruinando todo, y aun más de lo que lo está?, ¿Por qué no hay ni un mínimo de interés e intención en solucionar el problema, o a lo menos BUSCARLE una salida. Pero no, en esta situación eso es imposible.

¿He dicho imposible?. Hey, anteriormente mencioné que nada es imposible!.

Quizás me he equivocado. Porque esto si lo es.

Adiós.

h1

Feliz dia, mamá.

mayo 13, 2007

Les deseo de todo corazón un muy feliz día a todas las madres del mundo, las que nos vieron nacer, las que nos vieron crecer, y estén o no con nosotros, nos acompañarán por siempre.

Feliz día a todas ellas!, en especial a la mía :).

h1

Recuerdo de mi infancia… y de muchos mas.

mayo 11, 2007

El otro día, navegando en las interminables telarañas de YouTube, buscando videos de The Beatles (una de las cosas que me encanta hacer), encontré un video que cuando lo vi, me trajo muchos recuerdos a la cabeza, una escena de la serie animada de Mario Bros, con la canción “Chains” de los Beatles de fondo:

Hablando enserio, nunca pense en mi vida que volvería a ver imágenes de aquella serie de dibujos animados. Lo único que recuerdo es que de niño veía esos dibujos animados y me parecían lo máximo. Siempre fui muy fanático de todo lo que tuviera ver con Nintendo, y los juegos de Mario son ya un verdadero clásico de clásicos. Sin mas que decir, simplemente este bigotudo personaje marcó una época entre niños y no tan niños también, en los 80’s y 90’s. quizás esta serie animada no fue lo suficientemente exitosa, pero lo que es a mi, cuando vi estas imágenes, se vienen esos típicos recuerdos de la infancia que pensaste que nunca volverías a vivir. Estaré loco, quizás.

Así que comparto esto con ustedes, para recordar a este personaje con el que muchos crecimos, y queramoslo o no, ha llegado a convertirse en un personaje de culto, y es sin duda parte importante de la etapa que nos vio crecer, para muchos.

No mueras nunca, Mario!

h1

Todo tiene un final, no?

mayo 10, 2007

Hoy, luego de clases, fui a la casa de un amigo. La verdad es que gran parte del día no estuve con el mejor de los ánimos, debido a… cosas que pasan. Bueno, resulta que en varios momentos del día me puse a pensar sobre el final de las cosas. Todo, absolutamente todo en esta vida tiene un principio y un final, es un ciclo, nos guste o no. A veces son finales buenos, otras veces no lo son tanto. Pero, fuera de tanta filosofía y pensamientos sin sentido, hay algo muy cierto con respecto a todo esto: es increíble la capacidad de, luego de haber terminado con un “proceso”, comenzar algo nuevo. No, no estoy diciendo que sea fácil, pero si que tenemos una capacidad muy grande de comenzar algo nuevo, no hay limites, y nadie lo impide.

Así que, dedicando una parte del día a pensar eso, me da rabia la cantidad de cosas que perdí y que arriesgue por estar “atascado” en algo al que yo no le quería dar un final. ¿Cuántas cosas pude haber hecho?, ¿Cuántas cosas nuevas pude haber conocido?, ¿Cuántas oportunidades para cambiar mi vida pude haber tenido? No lo sé. Nadie lo sabe, en verdad. Lo único que se en estos momentos es que al parecer no fui lo suficientemente inteligente como para pensar esto mismo antes.

Ahora solo me queda, luego de todo, creer en esa capacidad de estar en cosas nuevas, me cueste o no. Creo que eso haré. Debí haberle aprendido dar un final a todo, cosa que no hice, ya que no quise hacerlo. Aunque, a veces, decisiones como esta duelen demasiado.

h1

Linux y Yo, Parte I.

mayo 8, 2007

Creo ya llevar el tiempo suficiente usando Linux como para poder escribir que es lo que me ha parecido el uso de este sistema operativo tan amado y odiado a la vez. Además, desde hace ya algún tiempo que tengo esas ganas de representar con algunas palabras esta experiencia.

Enero del 2007, fue el mes en que luego de ya oír y leer bastantes palabras tales como “Linux”, “Ubuntu”, “software libre”, “open source”, (entre otras), decidí poner mis manos al fuego y probar, de una vez por todas, esa maravilla de la que todos hablaban o comentaban.

Mi manejo en el tema era 0, no sabía prácticamente nada, solamente tenia el ya clásico miedo principiante al hecho de tener un S.O. distinto, a la temida consola o al extraño método de instalar programas. Pero todos esos “temores” los decidí olvidar, y luego de más de 10 años usando solamente Windows, decidí borrarlo por completo. Y, sin saber nada de nada, instalar Ubuntu.

Mis colecciones de música, mis juegos, mis trabajos de la universidad, mis documentos privados, todo. Lo perdí todo, un simple format c: acabo con todo. Pronto se venia una nueva experiencia, que no sabia de que trataba, pero, a pesar de todo, había que probarlo. Las dudas eran muchas, y las ganas de saber de que trataba, también.

La instalación fue agradable, fácil. El “Live CD” de Ubuntu lo encontré sensacional. Una muy buena opción para probar y descubrir este sistema operativo sin tocar nada de tu PC. Luego de unos clics por aquí y otros por allá, sin mayor dificultad ya estaba instalando Ubuntu.

Bastaron unos minutos, y ya estaba todo listo, una instalación rápida, limpia, y sin mayores complicaciones. Luego de reiniciar, ya estaba dentro del llamado mundo del pingüino, y yo sin saber que hacer. Ni a donde ir, ni nada.

Mi experiencia de lleno… en la segunda parte. Cuando me den ganas de escribirla! Y eso sera pronto…

h1

nada……

mayo 6, 2007

¿Por que tengo que enamorarme de la primera mujer que noto que me muestra el más mínimo de atención?

-Eternal Sunshine of the Spotless Mind. (2004)

¿Estaré haciéndome yo un daño? ¿Tendrá esto una salida como debiera ser? ¿Que mas faltaría por hacer? Creo que ya lo hice todo. Pero, siempre hay algo que arruina todo. Aunque sea la más mínima cosa. Un gesto, una pequeña acción, una mísera palabra, algo que haya hecho una tercera persona, o un simple pensamiento. Cualquier cosa puede arruinar todo de un momento a otro. Se acaban las ganas, se apaga la esperanza, simplemente ya no dan ganas de seguir. No notar ni el mínimo de interés de la otra parte podría ser considerada una razón. Se han puesto a pensar; ¿Para que luchar por algo si sabes que no tiene solución? Simplemente no lo se. Así es la vida, no? A veces uno no se pone a pensar las cosas, simplemente las hace. Hasta que, lamentablemente, es muy tarde para darse cuenta que te estas lentamente matando por dentro, con una angustia a veces incontrolable, no sabes que mas hacer, porque simplemente ya has dado todo de ti, sin embargo, recibes menos, mucho menos… de lo que tu esperabas.